Deja de soñar y alcanza tus objetivos

Scroll down to content
IMG_1449
Un poco de Administración de Empresas aplicada a la vida diaria.

Cuando estudiaba la carrera (yo estudié Marketing pero comparte algunas materias con Administración) nos explicaron las bases teóricas para determinar objetivos en un ámbito organizacional. Y ahora que lo pienso, no son muy distintas a lo que se debe tener en cuenta para elegir metas personales y sentir que vas avanzando en el camino de tus logros.

Usualmente pensamos en “hubieras”; abres una revista, ves la casa de Luis Miguel en Acapulco y piensas: si yo tuviera esa casa la disfrutaría muchísimo. Y eso no te movió ni medio centímetro más cerca de la casa.

Si dejamos de lado el pensamiento de “me gustaría algún día aprender a esquiar” y en cambio lo ponemos como objetivo, todo cambia.

Primero tienes que hacer una lista de tus objetivos, todos los que tengas. Después los vas a clasificar en orden de importancia y dependiendo de cuánto tiempo creas que te pueden tomar conseguirlos, determinas si son de corto, mediano o largo plazo.

Independientemente del plazo todos tendrán acciones que se deberán empezar cuanto antes.

Para determinar correctamente los objetivos, estos tienen que ser ESPECÍFICOS, es decir; que me vaya bien, ¡no funciona! Pregúntate, por ejemplo: ¿quiero una casa de una recamara o de dos, en el centro o en las afueras? ¿quiero poder pararme en las dos tablas de esquí y deslizarme en la pendiente de principiantes? ¿O quiero llegar a las pistas negras?

Cuanto más específico seas en lo que quieres será mucho más fácil el proceso.

MEDIBLE tienes que poder saber si estás avanzando o no hacia tu objetivo y para eso se tiene que poder cuantificar. Afirmaciones como: quiero ser exitoso, quiero que me quede mejor la ropa, quiero ser deportista; no sirven.

Mejor es: quiero incrementar mi ingreso mensual en un 20%, quiero bajar 5 kilos, quiero salir a correr dos veces por semana.

También es importante que estos objetivos sean ALCANZABLES, porque aunque parece muy lógico, perdemos mucho tiempo comparándonos con personas que no se parecen en nada a nosotros y de repente sacamos el: me gustaría ser como él o ella. ¡Olvídate de todo eso! Además en este punto tienes que evaluar tus capacidades, si quiero una casa en Acapulco frente al mar y la más barata cuesta lo de 350 de mis sueldos mensuales entonces mejor voy acomodando mi objetivo a lo que sí puedo tener, que tal vez sea una casa con alberca, por ejemplo.

Y por último, tienen que estar acotados a un LÍMITE DE TIEMPO, ¿cuánto tiempo necesito para juntar el enganche de esa casa? ¿cuántas clases me puede tomar aprender a deslizarme en la nieve? ¿cuándo empieza la temporada de nieve? Etc. Todas estas preguntas te ayudarán a ponerle un límite de tiempo probable en el que realmente tienes la posibilidad de lograrlo. Y recién ahí tienes un objetivo determinado correctamente.

Lo siguiente es poner manos a la obra, porque el reloj está andando y hay mucho por hacer para alcanzar lo que tanto soñaste.

Espero que estos consejos te sirvan y tengamos próximamente muchos sueños cumplidos (en forma de objetivos formales).

Con cariño,

Milva.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: