Hace algunos años solía ir a un cine que estaba dentro de una plaza comercial donde había muy poco para hacer. Tenía algunos comercios, un supermercado y una tienda de mascotas. Así que mientras esperaba a que fuera la hora de ingresar a ver la película siempre aprovechaba el tiempo para ir a mirar a los perritos que tenían en la tienda.

Me moría de ternura por los cachorritos pero mi frase típica era: No me vayan a regalar un perrito porque no quiero, eh. ¡Dan mucho trabajo! Y así transcurrieron un par de años, hasta que un día se me ocurrió decir que había encontrado la raza ideal para mí.

El Dóberman Pinscher o miniatura era mi gran hallazgo; es de pelo corto, lo que según yo significaba menos pelos por todos lados (tiempo después descubrí que es al revés, las razas de pelo largo sueltan menos). Es pequeño así que no incomodaría tenerlo en departamento pero no es miedoso como un Chihuahua y tampoco requiere tanto mantenimiento como el Yorkshire o Pomerania. Me parecía que era un perro “Perro” en tamaño pequeño y eso era lo que más me atraía.

Y poco tiempo después llegó a la casa un señor con una caja de zapatos con dos cachorritos adentro.

Uno de los cachorros era blanco y café, y la otra era golondrino (negro, café y blanco). En un principio fue el blanquito el que me gustó más pero la verdad no me pelaba; en cambio, cuando agarré a Lucy nos agradamos rápidamente, ella con su torpeza de recién nacida caminaba contenta hacia donde yo estaba y yo inmediatamente decidí que la adoptaría.

f731bdc93b619c14e62bdc9a1c99bee0
– Soy tan buena que deberían rascarme la pancita.

Ella era una pequeña bola de pelos que cabía en una de mis manos y con el tiempo se convirtió en una cachorra tremenda que le encantaba jugar a descoser la alfombra, a quitarle el relleno al colchón y a marcar el tapete con pipí, obviamente me refiero al de lana porque hacer en los wee wee pads no era ni cerca tan divertido.

Me costó mucho enseñarle cosas, como cuando yo saltaba de felicidad en el camellón de enfrente de casa para que ella entendiera que tenía que hacer pipí afuera, o como cuando no la dejé dormirse más en la cama y tuve que aguantar su cantaleta toda la noche desde la puerta de la recámara. Y también me costaron muchas cosas que nunca aprendió como dejar de hacer berrinche cuando alguien se va de casa o no ladrarle a los perros en la calle.

df4f9f5f-a9b4-4a49-b4e3-aacfea3f77fa
Cuando consigue burlar mi seguridad y aprovecha a dormirse unos minutos en la cama.

Pero después de convivir con alguien, aunque sea de otra especie; uno le va aprendiendo sus modos. Yo llevo con Lucy 14 años, (después de mis padres en con quien más tiempo he vivido) la acepto como es, ya sé qué cosas no le gustan y cómo lograr lo que quiero que haga (la mayoría de las veces jaja) Y ella sabe de mí tal vez mucho más, no hay nadie con quien haya compartido más momentos de intimidad; si lloro viene a mi lado, si estoy muy contenta ella salta en mis piernas y nos hemos acompañado al baño innumerable cantidad de veces.

91a5e193-b82f-4f73-a10d-68e8b291ff18
No nos damos besos en la cara, aunque en la foto parezca que sí.

No soy de las personas que tratan a los animales como hijos, ni la llevo a todos lados conmigo, ni tampoco la consiento demasiado y por supuesto que no la visto (porque nunca se dejó) pero de lo que estoy segura es de que su presencia en mi vida es enriquecedora, que su cariño me ha hecho sentir afortunada y que su amistad perruna me alegró un poco más la vida.

005
El suéter le duró puesto lo que nos tardamos en tomar la foto.

 


 

 


 

2 Replies to “Una amistad de toda la vida”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: