Si llevan tiempo siguiéndome saben que me gusta viajar para festejar mi cumpleaños aprovechando que en México es un feriado puente.

Este año la cita fue en California, en la ciudad de San Francisco y lo pasamos genial, es una ciudad hermosa y hay mucho para conocer así que sin más vueltas aquí va mi itinerario de viaje:

 

Día Uno:

En este viaje decidimos dedicarle tiempo a tomar muy buenos desayunos así podíamos recorrer más la ciudad sin parar a comer. El primer día desayunamos en Taylor Street Coffee Shop que está ubicado justo atrás del hotel Hilton Union Square.

Aquí las papas hashbrown son la especialidad y las preparan con verduras, tocino y queso; una verdadera delicia con calorías suficientes para no tener hambre hasta en la tarde.

 

 

California Academy of Science

Ubicada en el parque Golden Gate se encuentra la academia de ciencias de California, aquí encontrarás Osher Rainforest; un domo de cuatro pisos que alberga más de 1600 plantas y animales pertenecientes a la selva tropical. Es un paseo por la selva dentro de un museo, en la parte de abajo hay un lago con animales provenientes de la selva amazónica.

A continuación te encuentras con el Acuario, con gran diversidad de especies y exhibiciones.

En el otro domo está el Planetario donde se proyectan películas cada media hora, nosotras vimos Passport to the Universe, donde con la voz de Tom Hanks emprendes un viaje hacia la inmensidad del universo y el nacimiento de las estrellas.

La entrada general cuesta U$D 36 e incluye todas las atracciones. Ah, y no olvides subir a la azotea para tener una vista al techo verde del recinto así como al Museo M. H. Young que está enfrente.

 

 

En el Golden Gate Park se encuentran el Jardín Botánico, la Academia de Ciencias, el museo M. H. Young y el Jardín de Té Japonés. Nosotras nos decidimos por conocer el último pero realmente había mucha gente y se apreciaba poco la belleza del jardín, tal vez por los mismos 9 dólares de entrada convenía más conocer el Jardín Botánico.

 

 

En la tarde fuimos a cruzar el Golden Gate Bridge que une la ciudad de San Francisco con Sausalito, una pequeña población ubicada junto enfrente a la bahía. Nos tocó un día despejado y sin neblina así que las vistas fueron preciosas.

 

 

En Sausalito hay muchos restaurantes donde comer, tiendas, cafés y heladerías; y como nosotras todavía no teníamos hambre después de ese mega desayuno nos tomamos un helado riquísimo de Lappert´s

 

 

Día 2:

 

Desayunamos un café y un pan dulce delicioso en Mr. Holmes  y de ahí nos fuimos a recorrer la ciudad.

 

 

La primer parada fue en el Alamo Square, un parque rodeado por las famosas Painted Ladies, casas de estilo victoriano pintadas de colores pasteles que son de las postales más reconocidas de San Francisco. Obvio nos sacamos la foto, porque turistas; y seguimos camino hacia otro de los barrios famosos de la ciudad.

 

 

Chinatown, el barrio chino en San Francisco, es una de las mayores poblaciones chinas del mundo por eso se dice que es una ciudad dentro de otra ciudad. Aquí venden de todo, productos chinos que van desde el indispensable souvenir hasta muebles, pasando por ropa y comida todo fielmente made in china.

 

Saliendo de chinatown sobre la calle Bush se encuentra el restaurante francés Café de la Presse ahí tomamos un lunch ligero de Quiche Lorraine para seguir camino hacia el puerto.

 

 

La verdad es que en el puerto duramos muy poco, había muchísima gente y aunque hay varios restaurantes nosotras ya habíamos comido, por suerte; porque había fila para todos.

Si les toca un día despejado se puede ver la isla de Alcatraz, los puentes y algunos veleros y barcos en la costa. Es un bonito paseo para ir caminando entre los piers disfrutando de la vista y la brisa marina.

 

 

 

Día 3:

 

En nuestro último día nos dimos otro desayuno de campeonas, esta vez en Dottie´s True Blue Café  pedimos dos especiales, los huevos revueltos con verduras y queso azul; una sorprendente y deliciosa combinación; y tostadas francesas con queso crema y frambuesas. Apenas pudimos terminarlo pero valió la pena el esfuerzo.

 

Para pasear o transportarse en el Cable Car pueden comprar el boleto en las taquillas que hay en algunas paradas repletas de turistas haciendo fila; con cambio justo (U$D 7) directo al chofer en cualquier otra parada o a través de la Muni App donde puedes comprar por U$D 12 un día para subirte cuantas veces quieras y lo puedes tomar en cualquier parada sin tener que hacer fila.

Con el Cable Car llegas a Lombard Street que es una de las calles más inclinadas y visitada de San Francisco. Con 40 grados de inclinación resultaba muy peligroso transitarla por eso crearon el camino curveado que hoy conocemos bajando la inclinación a unos 18 grados mucho más fáciles de transitar.

 

 

Y por último, para terminar nuestro viaje cruzamos el otro puente; Bay Bridge hacia Treasure Island al atardecer para tener un vista de la ciudad en la noche. La verdad es un bonito paseo y la vista de la ciudad es espectacular pero no hay mucho para hacer, solamente hay un restaurante así que te sacas la foto, te tomas algo y de regreso. Si tienen poco tiempo este paseo pueden ahorrárselo sin remordimiento.

 

 

Espero que mi experiencia en San Francisco les ayude a planear mejor su siguiente viaje y si tienen alguna duda déjenmela en los comentarios, prometo contestarles.

Nos vemos pronto…

Milva.

 

 

Fotos: @adrianavegam – @milvacob


 

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: